Algarrobo (Sancti Spíritus, Cuba)

Algarrobo: Familia Medina-Ruíz....

Familia Medina-Ruíz.
Por Eulalia Turiño Méndez
Rafael Medina y Pastora Ruíz, hermana de Norberto Ruíz están inscriptos en la historia de Cuba y no se podría hablar de la cooperación de los campesinos del Algarrobo a las tropas del Directorio Revolucionario y del 26 de Julio sin reconocerles su contribución. Precisamente su casa se convirtió en campamento guerrillero y a Rafael ellos lo bautizaron con el apelativo de "Comandante". Por supuesto que estuvo presente en el recibimiento al Che y su tropa el 20 de octubre de 1958. La finca de ellos colindaba con la de Carlos Manuel y Caruca Ruíz, hermana de Pastora y también con la de Juan Conrado y Lucía. Tuvieron tres hijos: Juanita, Servilio y Guillermo. Juanita se casó con Ubaldo "el técnico de café" que llegó a la zona en los años 60. Él era hijo de una familia muy humilde que tenía su bohío en el campo, cerca de la carretera que une a Manaca Iznaga con Trinidad. Allí llegué una vez, cuando prestaba mi servicio voluntario como conductora en la "guarandinga" (camión de transporte serrano con escalera trasera para ascender) que conducida por Ramón "Pumpo", recorría diariamente la carretera de Güinía de Miranda al Condado y en el último viaje llegaba a Trinidad para hacer el depósito de lo recaudado en el día. Realicé ese trabajo sustituyendo a su conductor para que se incorporara a la zafra del pueblo del año 1966. Pero mi visita a la casa de Ubaldo se debió en realidad porque yo casi niña comencé a ver a aquel joven al que admirábamos porque era "técnico" y ese título en aquel momento significaba un gran progreso, que no deja de serlo aún, pero cuando aquello ni se hablaba de licenciado, de máster o doctor y en verdad yo estaba "enamoradita", pero él nunca se enteró. Servilio, vivió poco, pues no se por que razón se suicidó y Guillermo que asistía conmigo a la escuelita era más afin a mi. Lo aprecio y lo quiero mucho. Tan afable y cariñoso, vive en Algarrobo y para más suerte se casó con la única ahijada que tengo: Eglys Turiño García, hija de mi primo "Cungo" con "Negrito" (así le decíamos y no recuerdo su nombre). En realidad no la bauticé personalmente pues me fui de Algarrobo cuando ella nació para ingresar a las FAR y después "ni me convenía bautizarla" por las diferencias que hubo con la religión durante mucho tiempo. Más que yo no iba a "meterme en líos" por bautizar, si en definitiva aquello fue un embullo de adolescente, pues a mí por poco no me bautiza nadie. Estuve "judía", hasta los 9 ó 10 años y por nada iba yo a aparecer como religiosa si no me inculcaron eso nunca. No es criticable aquella situación en que se exigía a veces, la no pertenencia a alguna religión para realizar un estudio o por lo menos si no era requisito aparecía en las entrevistas y hasta el que tenía creencias la ocultaba por tal de que lo admitieran en las filas del Partido Comunista o de la Juventud Comunista. Esa etapa fue superada. En realidad nada debe importar el concepto filosófico que del mundo tenga el hombre, de si lo creó Dios u obedece a concepciones materialistas. Lo importante son los principios éticos que identifiquen por igual tanto al religioso como al ateo donde el centro sea el HOMBRE, EL BIEN DE LA HUMANIDAD. Tengo gratos recuerdos de la familia Medina, que debe quedar en la memoria histórica de la localidad.