Puerto pesquero con sus barcas a vela latina, Collioure

(5 de Abril de 2009)
La ciudad conserva un encanto único, rodeada por calas, por una playa de guijarros, por un pequeño puerto, barcas típicas catalanas y callejones floridos. Pero, que nadie se equivoque, en Collioure se habla catalán, se pescan sardinas, se venden anchoas e incluso se duerme la siesta.