En la lejanía se divisa una torre, Collioure

(5 de Abril de 2009)
la Torre de Massane. La verdad es que las vistas desde la cima son igualmente espectaculares aunque la costa está más lejos. Sin embargo el acceso hasta la torre es bastante penoso, porque en coche tardamos casi una hora desde la torre de Maledoc, atravesando carreteras de montaña muy estrechas y avanzando muy despacio. Al final se deja el coche en un pequeño ensanchamiento de la carretera y la subida es más corta que a la torre Maledoc, pero el viaje en coche hasta allí se las trae a pesar de ser pocos kilómetros. El sitio, eso sí, es precioso, rodeado de montes y sin construcciones a la vista. La torre es muy similar a la Maledoc en forma, un cilindro hecho de piedras. Disfrutamos nuevamente de las vistas y ya desde allí volvimos al coche a iniciar el camino de vuelta después de dos días maravillosos visitando Collioure y sus alrededores.