Malabo (Bioko Norte, Guinea Ecuatorial)

Malabo: Fundación británica de la ciudad como Port Clarence...

Fundación británica de la ciudad como Port Clarence

En 1821, el capitán británico Nelly abordó la isla de Fernando Poo. La encontró abandonada y fundó el establecimiento de Melville Bay (Riaba). Algunos años más tarde otro capitán británico, William Fitzwilliam Owen, decidió colonizar la isla y establecer en el norte de la misma — el emplazamiento de la actual Malabo — una base para los barcos británicos que perseguían a los traficantes europeos de esclavos. Es así como surge, el 25 de diciembre de 1827 Port Clarence, sobre las ruinas de un asentamiento portugués previo. El nombre fue elegido en honor al Duque de Clarence, que luego se convertiría en Williams IV. Los bubis autóctonos de la isla la llamaron "Ripotó" («lugar de los extranjeros»). La población de la capital se fue incrementando por la llegada de los esclavos libertos de los buques apresados por la armada británica que decidían quedarse a vivir en la isla. El asentamiento de los libertos en Port Clarence fue anterior a la formación de Sierra Leona como una colonia de esclavos liberados. Los descendientes de estas personas esclavizadas y liberadas aún permanecen en la isla. A ellos se unirían otros emigrantes llegados como trabajadores libres procedentes de los actuales países de Liberia, Sierra Leona, Ghana, Costa de Marfil, Benín, Nigeria y Camerún, constituyendo el grupo de población conocido como "criollos" o fernandinos, y que tiene como lengua propia un pidgin bantú-inglés con elementos de español.

Durante el periodo de la presencia británica, los cónsules británicos se convertían automáticamente en gobernadores de la colonia. Entre ellos destacó el gobernador John Beecroft, un marino mulato británico que modernizó la capital, cuya labor fue reconocida más tarde por España erigiendo un monumento que se encuentra en Punta Fernanda.