Malabo (Bioko Norte, Guinea Ecuatorial)

Malabo: Gobierno y política...

Gobierno y política

Artículos principales: Política de Guinea Ecuatorial, Presidente de Guinea Ecuatorial y Gobierno de Guinea Ecuatorial.

Nominalmente, Guinea Ecuatorial es una democracia constitucional desde 1991. La Constitución ha sido reformada en varias ocasiones, siendo la última de ellas la reforma de noviembre de 2011.5152 Sin embargo, la realidad política del país es la dictadura unipartidista y personal de Teodoro Obiang Nguema, en el poder desde el 3 de agosto de 1979, cuando lideró un golpe de Estado contra su tío, Francisco Macías Nguema, y que se ha perpetuado en la presidencia falseando los resultados electorales y asesinando a los opositores serios. El sistema político de Guinea Ecuatorial ha sido definido como «democratura» por el profesor Max Liniger-Gourmaz, mientras que otros analistas coinciden en señalar que se trata de una dinastía de facto. Sus críticos afirman que en la práctica el país funciona como una plutocracia. 53

Un grupo de exiliados, radicados principalmente en España y liderados por Severo Moto Nsá líder del Partido del Progreso (PPGE) de tendencia centro-derecha, reclaman la democratización del país. El partido Convergencia para la Democracia Social (CPDS), de tendencia socialista y liderado por Plácido Micó Abogo, es la segunda fuerza de la oposición, a la que le sigue el Movimiento para la Autodeterminación de la Isla de Bioko (MAIB) dirigido por Weja Chicampo Puye, partido Bubi de carácter étnico nacionalista; y, por último, la Fuerza Demócrata Republicana (FDR), partido liderado por Guillermo Nguema Elá, el cual no ha sido reconocido por el gobierno.

Las elecciones presidenciales se realizan cada siete años (las últimas de ellas tuvieron lugar en diciembre de 2009 y abril de 2016) y en ellas votan todas las personas mayores de 18 años. El presidente, a su vez, nombra al primer ministro (actualmente, Francisco Pascual Obama Asue). Hay una sola cámara legislativa, prácticamente decorativa y sin poder real (la Cámara de los Diputados), compuesta por 100 representantes elegidos sobre el papel, por voto popular directo para una legislatura de cinco años. De los 100 escaños, 99 corresponden en la actual legislatura al partido único de la dictadura, el Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE) y el otro al opositor Ciudadanos por la Innovación (CI) que acusó al proceso de votación como fraudulento.

Desde la toma del poder por parte de Teodoro Obiang, se suceden los asesinatos políticos y las desapariciones así como las parodias de juicios que destacan por la ausencia de garantías procesales. Los informes de Amnistía Internacional y otros organismos independientes recogen e informan, desde hace años, de una estremecedora realidad en cuanto a detenciones arbitrarias, horribles torturas, apaleamientos y muertes en detención.

Actualmente, el petróleo también guía las relaciones de las viejas colonias colonizadoras europeas. A pesar de que el país está gobernado por una dictadura (en la década de 2000 a 2010 varias veces ha estado entre los diez países con regímenes más represivos). Los sucesivos gobiernos de España han hecho declaraciones de apoyo a la «democracia» en Guinea Ecuatorial, 54 ya que Repsol tiene importantes intereses económicos en el país. Igualmente las relaciones Guinea Ecuatorial con Francia son buenas a pesar de su pésimo desempeño en materia de derechos humanos.

En noviembre de 2011 se aprobó una reforma de la Constitución que limitaba la presidencia de la República a dos legislaturas, creaba el consejo de la República, creaba un Senado, la figura del defensor del pueblo y la introducción de la figura de un vice-presidente de la República. El jefe de Estado se convertía también en jefe del gobierno. Esta nueva reforma de la Constitución se sometió a referéndum popular antes de que se publicara el texto sobre el que se iba a votar.
Sorprendentemente, durante la remodelación del gobierno posterior al referéndum, el presidente Teodoro Obiang nombró dos vice-presidentes, violando flagrantemente la reforma que él mismo acababa de introducir. El senado estaría compuesto de 70 miembros, de los que 55 serían elegidos por el pueblo, mientras que los 15 restantes los iba a designar el presidente de la República. El consejo de la República estaría siempre presidido por un ex-jefe de Estado.