Ursulo Galván (Quintana Roo, México)

Desde el árbol de la lluvia de oro: el Balneario Ejidal en Raudales

Para responder a quienes no veneran la belleza natural, ahí está la vieja conseja: "A ver, haz un conjunto igual al que observas". No hay duda: la naturaleza ha sido pródiga en regalos a los galvanenses, que los quieren compartir con todo el mundo.