Algarrobo (Sancti Spíritus, Cuba)

Algarrobo: Albelay-Turiño....

Albelay-Turiño.
Por Eulalia Turiño Méndez.
Mi tía Mombo. Con ese seudónimo se conoce en aquellos lares, pero se llamaba Felicia tenía por herencia de su padre la finca contigua a la de mi papá; pero yo no tuve conocimiento de que la viviera y siempre se le decía la finca de Manuel Albolay, hombre con el que se casó Mombo. Ellos vivían en una finca, creo que esa sí era propiedad de Manuel, cerca de Limones Cantero en la loma denominada Santana. Tuvieron varios hijos: María, Nena, Carmen, "Vero" medio sordo él y Cuco el menor de todos, muy cómico él siempre se estaba burlando (sanamente) de los que tenían algún defecto físico, incluyendo su hermano "Vero"; se hizo de unos zancos y no sabemos de qué manera podía manejarlos en aquel lomerío donde no había aún carretera con asfalto, todos gozábamos con sus payasadas, y Ramoncito que se casó con Ramona Ortega hija de Facundo Ortega y Carmelina López de Limones Cantero. La de mi tía, era una familia, como todas las de allí muy buena y trabajadora, bien llevada en el barrio. Recuerdo que Manuel siempre tuvo colmenares, tanto en la finca de mi tía Mombo como en la de él en Santana. No puedo dar fe de su contribución a las guerrillas revolucionarias que operaron en la zona porque en verdad no vivíamos tan cerca y nos visitábamos ocasionalmente. Realmente yo estuve muy pocas veces en su casa y siempre que lo hice fue porque iba a Condado con mi papá o mi mamá sentada a la zanca del mulo y de regreso del pueblo llegaban a su casa para saludarlos y tomábamos café. No recuerdo nunca haber de comido allí. Sí me relacionaba mucho con Vero y con Curo que iban a menudo a mi casa y me divertía muchísimo con Cuco. Aún vive en mi tierra querida, allá por Manaca Iznaga. Lamentablemente algunos miembros de esta familia, como sucedió con muchos, se dejaron confundir por los bandidos y cooperaron lo que les costó que fueran trasladados con su familia para Pinar del Río, como el propio Manuel y su hijo Ramoncito. Es un hecho lamentable pero sucedió así y había que tomar aquella medida.