Países


Mensajes de Castelo Rodrigo (Guarda) enviados por Juan Antonio:

Retablo de Nuestra Señora de los Dolores o Soledad del siglo XVIII.
Retablo adornado con columnas salomónicas donde está representado un Calvario. La talla de Cristo Crucificado es del siglo XVIII, perteneciente a la escuela salmantina; a los lados, las imágenes de Nuestra Señora de los Dólares y de San Juan Bautista, ambas del siglo XV.
Retablo manierista del con la imagen de Nuestra Señora del Rosario del siglo XVIII. Encima de la hornacina hay una pintura alegoría al Espíritu Santo. A los lados y entre las pilastras hay un grupo de pinturas que lo embellecen dedicadas a: Santa Lucía, San Lorenzo, San Miguel y la Reina Santa Isabel que también peregrinó a Compostela.
Bóveda revestida de casetones y pinturas barrocas del siglo XVII.
Este retablo de la Capilla Mayor es de estilo rococó y está presidido por la imagen de la Virgen de Rocamador. Presenta una tribuna recortada y a los lados dos pares de columnas de fuste liso y entre ellas las imágenes de de San Antonio y Santa Ana. En la base del altar y al lado del Sagrario hay otras dos imágenes de San Pedro y San Juan del siglo XVII.
Iglesia románica dedicada Nuestra Señora, donde la tradición de la abadía francesa de Rocamador llegó a estos confines, por dónde era paso obligado de los peregrinos. José Saramago la describe "Baja, agazapada como una cripta y como ella misteriosa". La fundaron los monjes Hospitalarios encargados de ayudar a los peregrinos, en 1192. (Declarada Monumento Nacional en 1922). Siendo restaurada en el siglo XVII.
El mejor observatorio en muchos kilómetros a la redonda.
Al igual que estas ventanas, existen otras en la población que nos da idea del pasado hebraico de parte de la población asentada en este lugar en los siglos XIV y XV.
Posiblemente se trate del miqvé (espacio donde se realizan los baños de purificación que prescribe el judaísmo) de la comunidad hebraica asentada en este lugar durante los siglos XIV y XV.
La primera vez que visité esta aldeia fue en la primavera de 1980, entonces me causó admiración y tristeza por el panorama de desolación, ruina y abandono que presentaba. Hoy día la situación es bien diferente; todo lo que se podía decentar y consolidar se ha hecho; las rúas están limpias y señalizadas, hay un lugar para comprar regalos y tomarse un café y el panorama que se divisa desde las alturas es maravilloso. Por el norte, la capital del concelho Figueira de Castleo Rodrigo y más al note el hundimiento del ría Douro y los montes de Tras os Montes; por el este los territorios salmantinos de la comarca de Lumbrales, La Bouza, Puerto Seguro, Aldea del Obispo,.... incluso la sierra de Béjar nevada; por el sur las sierras de Gata, de la Malcata y la Estrella con su cima cubierta de nieve al comienzo de la primavera; al oeste la cumbre de la Morofa y tierras del concello de Pinhel. Por todo el contorno cercano los llanos que rodean este nido de águilas con tierras de cultivo y viñedo de los pueblos circundantes: Esclaho, Amofala, Nave Redonda, Reigada, Vermiosa, Almeida, Cinco Vilas, Figueira de C. Rodrigo, Freixeda do Torrao, Almendra, Mata de Lobos, Convento de Santa María de Aguiar, etc..