Confesionario en la Catedral de Saint Nazaire, Béziers

(10 de Abril de 2009)
Béziers se encuentra en el departamento de Herault, en Languedoc-Rosellón, entre Narbona y Montpellier. Es una de las grades desconocidas de la ruta TGV – Renfe incluida en las tres líneas, con destinación Marsella, Lyon y París. Opacada por sus vecinas Perpignan, Narbona y Carcassonne, esta atractiva ciudad se alza en una colina a los pies de uno de los muchos puentes de piedra sobre el río Orb. Los predios a los pies de la colina se consideran uno de los mejores territorios vinícolas de Francia. Béziers contrasta por ser una ciudad más moderna y menos turística, su mayor atractivo está en lo alto de la colina donde se ubican la Catedral y el casco antiguo. La mejor manera de conocer Béziers es perderse por sus calles para disfrutar de la arquitectura, las tiendas y los cafés… para los que prefieran algo más estructural la Oficina de Turismo de Béziers tiene cuatro rutas organizadas que puedes seguir. Sea cual sea la ruta que toméis, no os olvidéis de visitar las dos plazas de toros de la ciudad. La primera de la época romana y la segunda al estilo español del siglo XIX usando edificios de viviendas..